#HerStoryOurStory

Esta es la historia de Grace. Abarca diferentes formas de violencia y discriminación a las que se enfrentan las mujeres y las niñas de todo el mundo, una de las violaciones de los derechos humanos más sistemáticas y generalizadas. Si usted o alguien que conoce se ha visto afectado por los problemas tratados en la historia de Grace, consulte la sección "Recursos" del sitio web para obtener más información.

"La vida en mi ciudad de origen era muy dura."
"Era una madre soltera desempleada."
"Una mujer"
"me prometió un trabajo en la ciudad."

?

¿Qué porcentaje de víctimas de tráfico de personas conocidas lo son a nivel nacional?

"Me pagó el billete de autobús"
"y se quedó con mi documento de identidad."

?

¿Qué porcentaje de las víctimas de la trata a nivel mundial son mujeres y niñas?

"Pensé que iba a trabajar como empleada doméstica"
"pero cuando llegué, me vendieron a un desconocido,"
"quien me obligó a prostituirme."

?

¿Qué porcentaje de las mujeres y las niñas víctimas de la trata sufre explotación sexual?

"Me dijo que debía saldar «mi deuda», pero esta nunca se acababa."

Llamas a las autoridades

¡Sabia elección! Las autoridades y organizaciones especializadas pueden investigar el caso de Grace, prestándole la asistencia y apoyo concretos que necesita.

Le das el nombre de un centro de mujeres

Buena idea. Un centro especializado en asistir a víctimas de la trata ayudará a Grace a lidiar con el trauma sufrido.

Te ofreces como voluntario/a en una organización contra la trata

Buen plan. Si te documentas acerca del tema, luego podrás ayudar a otras personas de tu entorno a detectar los riesgos y las señales de alarma de la trata de seres humanos.

No actuar
no es
una opción

Las actuaciones de hoy
tendrán un impacto mañana.
Compruébalo.

Gracias a toda la ayuda recibida, he conseguido superar el trauma vivido. Me llevó mucho tiempo, pero me mudé a otra ciudad y me formé para ser peluquera. Una organización local de mujeres me ayudó a conseguir un préstamo de pequeña cuantía para abrir mi propia peluquería. ¡Ahora gano lo suficiente para mantener a mis hijos y a mí! Como no quiero que nadie más pase por lo que yo viví, he empezado a trabajar como voluntaria para concienciar acerca de la trata de seres humanos en mi comunidad local.